¿Por qué muchas niñas con TDA-H no son diagnosticadas?

La mayoría de los padres de hoy han oído hablar del Trastorno por Déficit de Atención con o sin hiperactividad (TDA-H/TDA). Los niños con Déficit de Atención e Hiperactividad son fáciles de detectar en el aula, y por ello suelen ser remitidos para una evaluación. La mayoría de los cuestionarios utilizados se corresponden con las conductas usuales en niños con TDA o TDAH (impulsividad, conducta desafiante, etc.), y sólo un pequeño porcentaje de chicas que son como estos niños con TDA o TDAH se envían para su evaluación. La proporción de chicas que son diagnosticadas es de cuatro chicos por cada chica y la sintomatología según el género es diferente, como podemos comprobar en las siguientes gráficas:

hiperactividad-impulsividad inatención + hiperactividad inatención

Lo que estamos empezando a darnos cuenta es que hay muchas niñas que no son diagnosticadas porque sus síntomas son diferentes. Una gran diferencia es que las niñas son menos rebeldes, menos desafiante, en general, menos “difíciles” que los niños. Este buen comportamiento hace que no sean diagnosticadas ni tratadas adecuadamente. Cuando un niño está causando frecuentes problemas de disciplina, ya sea en casa o en el aula, rápidamente se remitirá para su tratamiento. Los padres y los maestros quieren controlar sus constantes desafíos. Las niñas son más dóciles, y por eso no es tan fácil de detectar. A menudo se las deja a la deriva a lo largo de los años escolares, sin trabajar todo su potencial.

A continuación presentamos algunos perfiles de niñas con TDA o TDAH.

“Soñadoras”

Las chicas desatentas a menudo son soñadoras tímidas. Su falta de atención en clase puede ser pasada por alto, ya que tratan de no llamar la atención sobre sí mismas. Muchas chicas tranquilas con TDAH parecen estar escuchando a sus maestros, mientras que sus mentes están a mil kilómetros de distancia. Estas chicas a menudo parecen preocupadas por la escuela. Son olvidadizas y desorganizadas en la realización de sus deberes y presentan problemas para terminar sus trabajos a tiempo. A la hora de hacer sus tareas se despistan con facilidad, pasando mucho tiempo en las nubes, a menos que un adulto se encargue de mantenerla centrada. Al igual que los chicos se frustran ya que trabajan a un ritmo más lento que las demás niñas. Algunas de estas chicas presentan ansiedad e incluso depresión, ya que a menudo erróneamente se creen menos brillantes de lo que realmente son.

“Habladoras”

Otro perfil de niña con TDAH es una combinación de hiperactividad y falta de atención. A menudo, estas chicas son Híper habladoras pero no hiperactivas. Suelen ser excitables y muy emocionales. Hablan constantemente en clase y tienen problemas para estar tranquilas, incluso cuando se les castiga por hablar. Interrumpen a los demás con frecuencia y saltan de un tema a otro en una conversación. Estas chicas pueden tener problemas para explicar una historia o la trama de la película – con frecuencia se interrumpen a sí mismas para decir “espera un momento, se me olvido contarte…” O cuentan la historia de una manera muy confusa porque tienen problemas para organizar sus pensamientos antes de empezar a hablar. Estas niñas pueden ser muy populares. Son activas, comunicativas y emocionales. Sus amistades pueden ser dramáticas, llenas de reacciones exageradas y argumentos. Durante sus años de adolescencia estas chicas pueden compensar sus pobres resultados académicos al convertirse en chicas populares, y tener conductas de riesgo, tales como fumar, beber y ser sexualmente activas a una edad temprana.

Superdotadas

Las niñas muy inteligentes con TDAH pueden ser las más difíciles de detectar. Al tener un coeficiente intelectual superior a la media pueden superar la primaria, incluso la ESO, con normalidad. Pero llega un momento en el que la vida escolar se vuelve más exigente y complicada en los grados superiores y es entonces donde afloran sus problemas de concentración, organización y seguimiento.

LAS DESVENTAJAS DE NO TENER DIAGNÓSTICO

Las niñas con TDAH sin diagnosticar suelen pagar el precio de ser vistas como despistadas, soñadoras y malas estudiantes. Debido a la desorganización interna y sus distracciones estas niñas empiezan y abandonan continuamente aficiones e intereses. Actividades tales como aprender a tocar un instrumento musical, que requiere disciplina y perseverancia, rara vez continúan. No solo les afecta en el ámbito escolar, sino en aspectos como la fuerza de voluntad para dejar de fumar, etc. Los padres y maestros pueden verlas como chicas mal educadas e indisciplinadas. El coste social de TDA-H no diagnosticado es alto también. Los estudios demuestran que los problemas sociales comienzan en el preescolar y tienden a empeorar en las niñas con TDAH no tratadas cuando pasan por la escuela primaria y en sus años de adolescencia. Tener pocas amigas o sentirse excluida tiene un peaje en la autoestima que continúa hasta la edad adulta.

SI USTED SOSPECHA QUE SU HIJA PUEDE TENER TDA-H…
  • Si usted cree que su hija no está trabajando todo su potencial, o si ella parece encajar en algunos de los patrones descritos aquí, confíe en sus instintos y busque una evaluación.
  • El maestro de su hija puede estar en desacuerdo con un diagnóstico de TDA-H porque él o ella sólo está entrenado para reconocer de patrón masculino TDA-H de comportamientos. La formación del profesorado es muy necesaria para ayudarles a reconocer los diferentes patrones TDA-H observados en las niñas.

Cuanto antes su hija sea diagnosticada, tratada, apoyada y alentada se minimizaran mejor los síntomas. Asegúrese de que su hija tiene la oportunidad de desarrollar su potencial, a reconocer sus talentos, y para sentirse bien consigo misma. Hemos dejado que demasiadas niñas crezcan sin recibir el apoyo que necesitan. ¡No deje que su hija sea una de ellas!

MANERAS DE AYUDAR A SU HIJA CON (TDAH)

Ayuda a establecer una “zona tranquila” en su vida

Ya sea que las niñas tímidas y soñadoras o impulsivas, a menudo se sienten emocionalmente abrumadas. Ayude a su hija a aprender técnicas de manejo de relación para controlar el estrés, y entender que ella puede necesitar “tiempo fuera” emocional para tranquilizarse después de un disgusto.

Trate de minimizar las correcciones y críticas

Con demasiada frecuencia, los padres, con la mejor de las intenciones, saturan a las chicas TDA-H con correcciones y críticas. “Como sigas así no vas a llegar a la universidad”, “‘No te olvidas la cabeza porque la llevas sobre los hombros”, etc.
Estas chicas, sean fuertes y rebeldes, o tímidas y retraídas, por lo general sufren de baja autoestima. Por supuesto, las conductas negativas deben ser tratadas, pero los padres deben ser conscientes de equilibrar la negatividad con el afecto, estímulo y el tiempo dedicado a divertirse juntos.

Haga de su hogar una “red de seguridad” para su hija.

El hogar es un lugar importante para abastecerse de combustible, y para reconstruir la confianza que se erosiona con tanta frecuencia durante el día en la escuela. Trabaje para hacer de su hogar un lugar donde se sienta apoyada y entendida, un lugar donde se puede hablar de los desafíos de su vida, un lugar donde pueda relajarse y descansar.

Ayude a su hija a encontrar una habilidad o capacidad en la que pueda sobresalir.

Muchas niñas con TDAH sienten que no son buenas en nada. Su distracción, impulsividad y desorganización a menudo hacen que sus resultados sean mediocres. Del mismo modo, a menudo no tienen perseverancia para desarrollar habilidades y talentos, como muchos de sus amigos.

Ayude a su hija a identificar una habilidad o capacidad. La alabanza y el reconocimiento de competencias en desarrollo pueden dar a una chica con TDAH un impulso positivo fenomenal. Encontrar una actividad en la que se sienta bien es a menudo un punto de inflexión positivo en la vida de una adolescente con TDA / H.


 Referencias:

addvance

También te podría gustar...