Qué debes saber si tu pareja tiene TDAH

El matrimonio puede ser difícil, especialmente en este ajetreado mundo en el que vivimos. Si el TDAH está presente en la relación puede hacer que los desafíos sean más grandes aún. Es fácil distraerse y olvidar conceptos básicos como la importancia de nutrir su relación de pareja.

Los síntomas del TDAH añaden patrones constantes y predecibles a los matrimonios en los que uno o ambos cónyuges tienen TDAH. Mientras las conductas propias del TDAH sean una tónica constante, pueden causar en ambos miembros de la pareja sentimientos de infelicidad, soledad e incluso sentirse abrumados.

Si su relación se ve afectada por el TDAH, es posible que presente alguno de los siguientes patrones:

  • Explosiones de ira.
  • Una distribución de las tareas del hogar tremendamente desigual.
  • Uno de los cónyuges juega el papel de ser siempre responsable (un papel de “padre”), mientras que el otro muestra actitudes inmaduras o irresponsables (un papel de “niño”).
  • Su noviazgo fue increíble y no se cansaban el uno del otro, ahora uno de los miembros de la pareja no presta atención al otro.
  • Sostiene una postura todo el tiempo, incluso sobre cosas sin importancia.
  • No parece recordar bien los acuerdos o se desconecta.
  • Gran dificultad para dar seguimiento a las cosas que se han acordado.
  • La relación sexual está afectada.

pareja tdah

La solución no es una cuestión de “esforzarse más” sino de “hacer las cosas de manera diferente”.

Un buen comienzo es conocer todo lo que pueda sobre el TDAH y elegir las tácticas que le ayuden a tener éxito en su relación. Este conocimiento desarrolla la empatía entre ambos miembros de la pareja, ayudando al miembro de la pareja sin TDAH a entender por qué se producen repetitivamente esos comportamientos, descubriendo nuevas formas de gestionarlos más satisfactoriamente. Por otro lado, la persona con TDAH será consciente del impacto que causa su trastorno en su compañero/a, y trabajará con más motivación en implantar las estrategias que le ayudan a controlar sus síntomas.

Por ejemplo, si conocemos la dificultad para recodar tareas a medio o largo plazo, por mucho que se lo proponga probablemente el síntoma “distracción” se interpondrá en su camino, y hay una alta probabilidad de que se olvide. Ahora bien, nada le impide poner una alarma en su móvil que le recuerde la tarea en el momento en el que debe hacerla, permitiendo que su mente pase a otra cosa con la tranquilidad de que la alarma traerá la tarea de nuevo a su mente en el momento justo.

Optimice el tratamiento del TDAH, al igual que se ha demostrado en niños TDAH, los mejores resultados se consiguen con actuaciones multidisciplinares, los medicamentos por sí solos no suelen ser suficientes, no dude en solicitar ayuda especializada para que lo guíe en el manejo del trastorno en el entorno familiar.

Piense en mejorar su relación en lugar de salvar su matrimonio. Esto le mantendrá enfocado en lo que es realmente importante – la forma en que los dos se relacionan entre sí – y no en la logística de su relación. Logística (quién hace qué) es donde los matrimonios más conflictivos se concentran.

CONSEJOS PARA AYUDARLE A VOLVER A LO IMPORTANTE

  • Recuerde lo que le gusta de la otra persona. Guárdelo en su mente y recuérdelo en esos momentos cuando esté enfadado.
  • Piense no sólo acerca de lo que la otra persona puede hacer para mejorar las cosas, sino lo que usted puede hacer para mejorar su matrimonio.
  • Las parejas están demasiado ocupadas hoy en día. Tiene que reservar un tiempo especial para ambos, al menos una vez por semana. Por ejemplo, muchas parejas pasan más tiempo haciendo ejercicio que estando juntos, ¿Qué tal si hicieran deporte juntos?.
  • Respeto. Respeto. Respeto. Trate siempre con respeto a su pareja. Las repetidas faltas en este sentido pueden convertirse en un hábito y marcar el comienzo del fin de una relación.
  • Juegue. Dejen de lado sus inhibiciones y hagan tonterías juntos, pelea de almohadas, cosquillas uno a otro, contar chistes, gastarse bromas, mientras ambos puedan compartir momentos como estos y reírse, le irá bien.

complejo-de-disney-ser-mas-fefliz-con-tu-pareja

  • Apoyo. Los estudios demuestran que más importante que estar con su cónyuge para celebrar los buenos momentos es ser de apoyo en los malos. Esto no impide y es muy recomendable para el éxito de una relación celebrar juntos los buenos momentos.
  • Formar un frente unido con sus hijos. De lo contrario se socavarían uno al otro. Esto no es bueno para usted y no es bueno para los niños.
  • Dígale algo bonito, algo que le gusta de su pareja al menos una vez al día.
  • Permita a su pareja tener una vida propia fuera del matrimonio, ya sea amigos, grupos, carrera, pasatiempos u otras actividades.
  • Cuando vea que una discusión o pelea está a punto de empezar, trate de decirse a sí mismo: “Voy a tratar de hacerlo de una forma diferente esta vez”. Si por lo general grita, guarde silencio. Si consigue mantener la tranquilidad será más probable el diálogo. Si por lo general llora, no lo haga. Si por lo general se pone furioso, trate de negociar o escuchar en su lugar. Sólo trate de variar su forma habitual de responder.
  • Sea atento con la familia de su pareja. El viejo cliché de los “suegros” es destructivo para la relación de pareja. Recuerde, también, que son los abuelos de sus hijos.
  • Trate de no utilizar el dinero como una herramienta de poder. Esto contribuye a desarrollar enormes resentimientos con el tiempo.
  • Trate de mantener una activa vida sexual, lo contrario puede indicar un conflicto.
  • Evite el patrón de “conflicto continuo”. Ataque y defensa, defender y atacar. Esto puede convertirse en un hábito, una práctica muy desmoralizante y destructiva.
  • Conozca acerca de la infancia de su cónyuge lo suficiente para que pueda comprender los patrones actuales en términos de lo que vivió en su niñez.
  • Diviértanse juntos. Hágalo como quiera, pero dedique tiempo para divertirse. Suena obvio, pero muchas parejas no lo hacen.
  • Desconexión digital. Cuando estén juntos, apague sus dispositivos electrónicos, al menos durante una parte del tiempo.
  • Recuerde, el matrimonio no es constantemente feliz, perfecto, y dichoso. Simplemente actúe pensando en lo que es bueno para su pareja y para usted mismo.

Resumiendo, en última instancia, el matrimonio se trata de alegría. A medida que trabaja para la reconstrucción de su relación recuerde que debe encontrar algo que celebrar o reírse tan a menudo como sea posible. Dedique tiempo para crear la alegría, no sólo cuando intente arreglar las cosas. Ambos necesitan respiros para realizar el esfuerzo que se necesita para cambiar los hábitos que se han acumulado durante años.

No se dé por vencido sin intentarlo.


Referencias:

ADHD and marriage

about health

También te podría gustar...