Ayudando a los Adolescentes con TDAH a ser más independientes

Los padres pasan mucho tiempo preocupándose por las calificaciones de su hijo adolescente, la preparación para la selectividad, mantenerse al día con las prácticas deportivas, eventos escolares, y las batallas que vayan surgiendo… Por lo que es muy fácil pasar por alto las habilidades que un adolescente necesita aprender antes de que pueda tener éxito en la vida independiente, ya sea en la universidad o en su primer apartamento.

Hasta hace apenas un par de generaciones a partir de una edad muy temprana han ido recibiendo lecciones de vida que les preparaban para emprender su vida en solitario. Mientras que los padres hoy en la actualidad suelen hacer hincapié en las habilidades deportivas y académicas sin tener en cuenta las habilidades básicas para manejarse en la vida. A menudo, sin embargo, cuando un adolescente sale de casa por primera vez, el mayor factor que determina el éxito es su capacidad para manejar los aspectos prácticos de la vida diaria.

He aquí algunas maneras de preparar a su hijo o hija con TDAH para un cambio exitoso hacia la vida independiente, es decir, para fomentar su autonomía personal:

autonomía

Durante la E.S.O.

Pueden empezar a aprender los fundamentos de estas importantes habilidades de gestión de la vida diaria. Muchos padres sienten que su hijo está sobrecargado por lo que no quieren agobiarlo con más responsabilidades. La confianza y el conocimiento para cuidar de sí mismo es importante para todos los adolescentes y sólo pueden ser adquiridas a través de la práctica.

  • Lavandería. Los chicos de secundaria pueden asumir la responsabilidad, al menos parcial de su propia ropa. Al igual que los padres les ayudan si tienen un examen al día siguiente, o si no han terminado a tiempo una tarea escolar, esta es una buena edad para que aprendan que la ropa limpia no aparece por arte de magia en sus habitaciones.
  • Asignación para ocio y ropa. Una excelente manera de ayudar a un adolescente a aprender a manejar el dinero es darle una cantidad mensual para sus gastos y ropa. Tendrá que hacer un poco de planificación a largo plazo – por ejemplo ahorrar suficiente dinero de la paga de septiembre y octubre para comprar una nueva chaqueta de invierno. Los adolescentes pueden llegar a ser excelentes cazadores de gangas cuando es “su” dinero el que se está gastando.
  • Gestión del tiempo. Estos son buenos años para algunas responsabilidades de gestión de tiempo, como poner una alarma y despertarse por su cuenta por la mañana. Él o ella debe comenzar a llevar un reloj y hacerse más responsable y consciente del tiempo.

tiempo gestión

  • Organizar su habitación. La “batalla de la habitación” a menudo se prolonga durante los años en la adolescencia. Los adolescentes no necesitan o quieren mantener sus habitaciones limpias, parece que necesitan el habitual “desenterrar” para encontrar algo. Al menos una vez por semana deberían ocuparse de su habitación.
  • Carteras, monederos y llaves. La secundaria es un buen momento para que un adolescente comience a llevar cartera. Pueden aprender a controlar su D.N.I. y su asignación semanal. Hacer un seguimiento de las llaves de la casa es también una excelente habilidad para trabajar durante estos años.
  • Cuidado Personal. La transición de la responsabilidad parental a la responsabilidad personal de todos los aspectos del cuidado personal es un proceso largo y lento que debe comenzar en la escuela primaria y continuar hasta que su hijo o hija esté listo para salir de casa. En los años de la escuela primaria, los padres normalmente recuerdan a sus hijos cuando bañarse, cepillarse los dientes, ir a la cama, así como cuando visitar al dentista. Pero poco a poco, su hijo necesita desarrollar buenas rutinas de cuidado personal. Los adolescentes que salen de casa sin los buenos hábitos en su lugar tendrán un momento de transición difícil en el inicio de su independencia.
  • El sueño. Los buenos hábitos de sueño son fundamentales porque la falta de sueño puede aumentar en gran medida los síntomas del TDA-H. Y los problemas del sueño son comunes entre los adolescentes y adultos con TDAH. Luchar contra un patrón nocturno y el desarrollo de un horario regular para dormir son hábitos importantes para su hijo. Igualmente importante es la transferencia de la responsabilidad de despertarse a tiempo. Él o ella no será capaz de funcionar bien en la universidad o en el trabajo hasta que instaure en su vida una rutina constante por la mañana.
  • Ejercicio y Nutrición. Si se deja a su suerte, a menudo elegirán una dieta poco saludable de comida rápida y snacks con mal contenido nutricional. Y a pesar de que hacen ejercicio, muchos adolescentes caen en las rutinas de ejercicio inadecuado y mala nutrición cuando se independizan. Es importante que su hijo esté educado para entender la importancia de la buena nutrición y el ejercicio adecuado para reducir el impacto del TDAH.
  • Planificación y priorización. Gran parte del día ya está previsto para un adolescente. Entre las horas de clases y actividades después de la escuela, su hijo puede tener poco tiempo libre. Es importante que aprendan a planificar y priorizar – por ejemplo, pensar en lo que las tareas académicas deben durar para dar tiempo a las actividades recreativas durante el fin de semana.
  • Planear con anticipación. Esta etapa es un buen momento para comenzar a desarrollar el hábito de hacer planes a largo plazo. Su hijo adolescente puede tener tareas escolares a largo plazo que él o ella deben planificar de forma anticipada.

La transición de hacerse cargo de las habilidades de la vida diaria es fundamental para la independencia exitosa, pero a menudo esto les lleva algunos años. Los padres deben soltar gradualmente las riendas, incluso si esto significa que tropiecen y se caigan, es la única forma de que un adolescente aprenda a confiar en sí mismo en lugar de depender de sus padres.

Resumiendo

Los adolescentes con TDAH maduran a ritmos diferentes y los padres deben tener en cuenta que, en general, todos los adolescentes con TDAH maduran más lentamente que sus compañeros sin TDAH. Ayudar a su hijo a desarrollar las habilidades para la vida independiente debe ser un proceso gradual que los padres deben apoyar de forma persistente y animando al adolescente a ello. Adopte un enfoque positivo, no empiece con demasiadas habilidades nuevas a la vez, y esté preparado para tropiezos y problemas hasta que su hijo aprenda y tome las riendas de su vida. El camino no será tan sencillo y rápido como le gustaría, pero con humor y paciencia usted y su hijo harán la transición juntos.


Referencias:

addvance

También te podría gustar...